13 noviembre 2014

CELEBRITIES | Hoy, Ezio Auditore.


Estrenamos nueva sección. En Celebrities, repasaremos, mensualmete, a grandes personajes de la historia de los videojuegos, su historia, y cómo su paso por sus respectivos juegos marcó, de una manera de otra, a este mundillo.

Me ha resultado dificil escoger un personaje con el que empezar, sin embargo, y tras mucho pensarlo, Ezio Auditore, el italiano más famoso del mundo de los videojuegos (Con permiso de Mario, que tecnicamente es italoamericano, como los de Jersey Shore). Además, es una buena manera de conmemorar el lanzamiento de Assassin's Creed Unity, cuyo protagonista, Arno Dorian, guarda bastante semejanzas con el florentino.

Sin más preámbulos, empezamos.

AVISO: Esta entrada está repleta de spoilers de la saga Assassins Creed, leerlo bajo vuestra propia responsabilidad.



Ezio Auditore da Firence, es sin duda, el personaje más importante que ha salido de la franquicia Assassins Creed. Nacido en Florencia un 24 de junio de 1459, en el seno de una familia noble, Ezio creció sin ningún tipo de responasabilidad, y cuando lo manejamos por primera vez, nos encontramos con un joven de 17 años, inexperto y despreucupado. Todo cambiará poco después, cuando , por orden de conspiradores templarios, su padre, Giovanni, y sus hermanos, Federico y Petruccio, son ejecutados publicamente. Este hecho marcará profundamente a Ezio, que, en busca de venganza, se unirá a los Asesinos, organización a la que pertenecía su padre.

De esta manera, uniendo fuerzas con Mario y otros miembros de la Hermandad, viajaría por ciudades como Venecia, Florencia o Forli, liberandolas de la influencia de los Templarios. Su camino se cruzaría con adversarios como Rodrigo Borgia, el mismísimo Papa, líder de los Templarios y el responsable de la muerte de su familia. Su experiencias  a convertirse en el líder de la Hermandad de los Asesinos en Italia, y, durante la mayor parte de su vida siguió enfrentándose a conspiraciones templarias, y a otors enemigos de la talla de César Borgia. Pero no solo eso, si no que Ezio también fue el mensajero, el enlace mediante el cual los Dioses se comunicaban con Desmond en el presente.

En su búsqueda de respuestas viajó a Constantinopla, donde siguió los pasos de Altaïr Ibn-La'Ahad, el Maestro Asesino de las Cruzadas, y protagonista del Assassin's Creed original. Allí, aparte de seguir cargándose a todos aquellos templarios que se le ponían por delante, encontró el amor cuando conoció a Sofia Sartor, con la que finalmente tuvo dos hijos.

Bueno, sí, la vida de Ezio fue jodidamente apasionante, pero muchos otros personajes, que también tienen una interesate historia tras de sí, no han llegado al nivel de Ezio. ¿Por qué? En mi humilde y murciana opinión, el afecto que, a lo largo de los tres juegos (de la línea principal) que ha protagonizado Ezio, hemos desarrollado por él. Los jugadores le hemos visto dejar de ser un niñato para ser un señor. No solo eso, lo hemos acompañado en momentos de acción, tensión, e incluso ha conseguido sacarnos algunas risas con su particular sentido del humor.

"-Ezio, deberías buscarte alguna afición
+Ya tengo aficiones madre... 
-Non parlo di vaginas"

Ésta fue una de las primeras frases que pudimos escuchar en Assassin's Creed II, allá por 2009. Y Maria Auditore, la madre de Ezio, resumía en una frase a su hijo, cuya única preocupación por aquel entonces era meter en caliente cortejar señoritas. Esta personalidad tan drasticamente distinta a la de su antepasado, Altaïr, fue uno de los factores que ayudaron a que la segunda entrega de la saga gustase más y llegase a más público, además de que era infinitamente mejor que el original. 

Muchas novedades llegaron a la saga de mano del florentino; fue Ezio el primero en introducir la doble hoja oculta, los dardos envenenados, las bombas, la ballesta (a pesar de que Altaïr usaba una en el primer trailer de Assassin's Creed, nunca pudimos usarla en el juego)... casi todo gracias a la ayuda de Leonardo Da Vinci, el famoso artista/inventor/tortuga ninja, con el que Ezio colaboró en varias ocasiones, y que nos dejó misiones tan memorables como la del vuelo nocturno sobre Venecia, o en la que debíamos destruir un campamento de los Borgia controlando una versión primigenia de un tanque.

Otra novedad en la que fue fundamental el papel de Ezio fue el poder comandar a otros Asesinos. En Assassin's Creed La Hermandad se nos permitió por primera vez, y como consecuencia del cargo de Maestro Asesino de Ezio, el reclutar miembros para nuestra orden, así como entrenarlos, equiparlos, enviarlos a realizar misiones e incluso pedirles ayuda en combates. 

El honor, la familia, el deber, todo éstos valores fueron los que nos demostró Ezio Auditore, y los que lo han convertido en uno de los personajes más apreciados, no solo de su saga, si no de todos los videojuegos.

Además, ¿Cuántos más nos han dado una misión tan genial como ésta?

No hay comentarios:

Publicar un comentario